sábado, 20 de mayo de 2017

FEMINISMO RADICAL: LA VERGÜENZA DE SENTIRSE MUJER



Queridos amigos y lectores:
Resultado de imagen para EL FEMINISMO AUTENTICO
1.EL AUTÉNTICO FEMINISMO DIGNIFICA A LA MUJER
Busca compartir con el hombre dignidad y derechos

Resultado de imagen para feministas radicales
2. EL FEMINISMO RADICAL AGREDE AL HOMBRE
Busca destruir al hombre por considerarlo opresor

Una imagen vale más que mil palabras.

1. El feminismo auténtico logra la armonía con el hombre, y defiende la dignidad y los derechos de las mujeres.
El sentido común promueve un feminismo auténtico. 
Masculinidad y femineidad se integran, consolidando una sociedad pacífica, enalteciendo el valor de la familia.

2. El feminismo radical, por el contrario, rompe relaciones con el hombre y lo considera su opresor.
La Ideología de género promueve un feminismo radical.
Masculinidad y femineidad se repelen, entablando una feroz lucha social contra el hombre y la familia.

"La Ideología de Género pretende acabar con los roles femeninos, abolir la femineidad, de forma que la igualdad se obtenga mediante la semejanza de los comportamientos entre hombres y mujeres, logrando una total identidad con los hombres.
Se trata de la envidia de ser hombre, surgida de la vergüenza de sentirse mujer.

El feminismo  auténtico, nada tiene que ver con la Ideología de Género. El feminismo auténtico es, antes que nada, propio de una mujer que está orgullosa de ser mujer. Una mujer que exige igualdad de oportunidades y de salarios, pero que al mismo tiempo cultiva su personalidad como mujer." 
(Jesús Trillo-Figueroa, en su libro: "La Ideología de Género", página 30).

Es curioso notar cómo el feminismo radical, de manera totalmente absurda y contradictoria, lucha por conseguir ¡lo que más detesta: el hombre, y el patriarcado o domino del padre!
  • Detesta al hombre y pretende destruirlo 
  • ¡asumiendo conductas masculinas!
La Psicología descubre en dicho comportamiento un Mecanismo de Defensa conocido con el nombre de "Formación reactiva", que consiste en luchar tenazmente contra aquello que se quiere conseguir, pero que no se puede lograr. 
Brevemente se resume en esta frase: "Lo deseado, no alcanzado, es destruido".
Por dicha razón sostengo, con absoluta seguridad, que todas la feministas radicales son personas mentalmente enfermas. No luchan por las mujeres, cuya representación nadie les otorgó: luchan por ellas mismas, para satisfacer sus necesidades neuróticas. En cada una de sus marchas de protesta se puede constatar el citado desequilibrio.

Luchar contra todos los antivalores que promueven las feministas radicales, es hacerles un verdadero favor a estas personas.
En el lenguaje cristiano: será un verdadera obra de caridad.

Cordiales saludos:
Dr. Francisco Oliveira y Silva

No hay comentarios:

Publicar un comentario