miércoles, 11 de diciembre de 2019

¿ADÓNDE VAN LOS CUERPOS RESUCITADOS DE LOS MALVADOS?



Queridos amigos y lectores:

Es urgente que responda a una pregunta que muchos me hicieron a raíz de mi extenso y bien fundamentado artículo sobre "La resurrección humana en el momento del fallecimiento". 

Preguntaron: "Adónde van los cuerpos resucitados de los malvados: torturadores, asesinos, tiranos, genocidas, etc?


Resultado de imagen para jack el destripador
 
REPRESENTACIÓN DE LA IMAGEN DEL FAMOSO JACK EL DESTRIPADOR 

Los restos de ADN hallados en una prenda de su cuarta víctima habrían permitido poner nombre, 130 años después, 
a Jack el Destripador, uno de los asesinos más buscados de la historia
(FUENTE: VOZLIBRE - Hacer clic en la imagen).

Los seres humanos podemos alcanzar verdades terrenales mediante la investigación científica y teológica, es decir, ayudados por la Razón y por la Fe, por la Religión y por la Ciencia.

Pero sería propio de un arrogante pretender enseñar verdades celestiales, es decir, qué hay en el Cielo, y cuáles serán las decisiones de la Justicia Divina para con todos aquellos que seremos juzgados por Él.  
Solo Dios puede responder a esa pregunta.
Leemos en el Libro de la Sabiduría, capítulo 9:  

"13. ¿Qué hombre puede conocer los designios de Dios o hacerse una idea de lo que quiere el Señor?
16. Nos cuesta conjeturar lo que hay sobre la tierra,
y lo que está a nuestro alcance lo descubrimos con esfuerzo; pero ¿quién ha explorado lo que está en el cielo? " 

Sabemos, por supuesto, y creemos firmemente, que "nadie escapará de la Justicia divina", como solemos repetir ante las graves injusticias que se cometen en la tierra.
Pero jamás podremos saber, a ciencia cierta, cuáles serán las decisiones divinas en este Juicio infinitamente justo.

La lógica humana nos dice, obviamente, que cada uno recibirá el premio o el castigo según sus obras buenas o malas, respectivamente, que haya realizado a lo largo de su vida terrenal.
Y nos imaginamos que no recibirán la misma sentencia la Madre Teresa de Calcuta, y Adolfo Hitler.

San Pablo, en Romanos 2:6-11 dice al respecto:  

6EL PAGARÁ A CADA UNO CONFORME A SUS OBRAS: 7a los que por la perseverancia en hacer el bien buscan gloria, honor e inmortalidad: vida eterna; 8pero a los que son ambiciosos y no obedecen a la verdad, sino que obedecen a la injusticia: ira e indignación. 9Habrá tribulación y angustia para toda alma humana que hace lo malo, del Judío primeramente y también del Griego; 10pero gloria y honor y paz para todo el que hace lo bueno, al Judío primeramente, y también al Griego. 11Porque en Dios no hay acepción de personas.

Hasta allí nomás puede llegar nuestro razonamiento, iluminado por innumerables pasajes de la Biblia, similares al citado. Pero cuál será el premio o el castigo, ya queda fuera de nuestro alcance.

Algunos teólogos sostienen con firmeza argumental que, sea cual fuere el castigo de los malvados, no será el de una tortura eterna, siendo quemados, por ejemplo, por un fuego material, eternamente. Dicha afirmación proviene de una interpretación literal de una figura bíblica. 

Ni el Purgatorio, ni el Infierno consisten en un océano de fuego: ¡ni al más depravado de los torturadores se les ocurrirá semejante castigo consistente en una tortura interminable! Menos aún a un Dios que es el Amor Infinito.

A modo de ilustración cito aquí lo que dijeron los Papas con respecto al tema del infierno y del Purgatorio.

  • San Juan Pablo II, con respecto al Infierno:

Resultado de imagen para juan pablo ii
  

"1. Dios es Padre infinitamente bueno y misericordioso. Pero, por desgracia, el hombre, llamado a responderle en la libertad, puede elegir rechazar definitivamente su amor y su perdón, renunciando así para siempre a la comunión gozosa con él. Precisamente esta trágica situación es lo que señala la doctrina cristiana cuando habla de condenación o infierno. No se trata de un castigo de Dios infligido desde el exterior, sino del desarrollo de premisas ya puestas por el hombre en esta vida. La misma dimensión de infelicidad que conlleva esta oscura condición puede intuirse, en cierto modo, a la luz de algunas experiencias nuestras terribles, que convierten la vida, como se suele decir, en «un infierno».  

2. Para describir esta realidad, la sagrada Escritura utiliza un lenguaje simbólico, que se precisará progresivamente. En el Antiguo Testamento, la condición de los muertos no estaba aún plenamente iluminada por la Revelación. En efecto, por lo general, se pensaba que los muertos se reunían en el sheol, un lugar de tinieblas (cf. Ez 28, 8; 31, 14; Jb 10, 21 ss; 38, 17; Sal 30, 10; 88, 7. 13), una fosa de la que no se puede salir (cf. Jb 7, 9), un lugar en el que no es posible dar gloria a Dios (cf. Is 38, 18; Sal 6, 6).
El Nuevo Testamento proyecta nueva luz sobre la condición de los muertos, sobre todo anunciando que Cristo, con su resurrección, ha vencido la muerte y ha extendido su poder liberador también en el reino de los muertos.

3. Las imágenes con las que la sagrada Escritura nos presenta el infierno deben interpretarse correctamente. Expresan la completa frustración y vaciedad de una vida sin Dios. El infierno, más que un lugar, indica la situación en que llega a encontrarse quien libre y definitivamente se aleja de Dios, manantial de vida y alegría. Este estado de autoexclusión definitiva de la comunión con Dios y con los bienaventurados es lo que se designa con la palabra infierno» (n. 1033).
Por eso, la «condenación» no se ha de atribuir a la iniciativa de Dios, dado que en su amor misericordioso él no puede querer sino la salvación de los seres que ha creado. En realidad, es la criatura la que se cierra a su amor. La «condenación» consiste precisamente en que el hombre se aleja definitivamente de Dios, por elección libre y confirmada con la muerte, que sella para siempre esa opción. La sentencia de Dios ratifica ese estado."

(FUENTE: JUAN PABLO II - AUDIENCIA GENERAL - Miércoles 28 de julio de 1999
El infierno como rechazo definitivo de Dios).

En mi libro "Lo que no dice la Biblia", yo abordo este denso tema en los capítulos VI y VII, desde la página 99 a la 122.
Realizo un extenso análisis explicando el sentido de las palabras Sheol, Hades, Ínferus, etc. (Recomiendo esa lectura)

  • Benedicto XVI, con respecto al Purgatorio:
  • Resultado de imagen para benedicto xvi
Refiriéndose a la festividad de Santa Catalina de Génova, la cual escribió mucho sobre el Purgatorio, realizó una catequesis de la cual extraigo unos párrafos:

"En su tiempo el Purgatorio se representaba principalmente recurriendo a imágenes vinculadas al espacio. Se pensaba en un cierto espacio, donde se encontraría el purgatorio. 

En Catalina, en cambio, el purgatorio no se presenta como un elemento del paisaje de las entrañas de la tierra: no es un fuego exterior, sino interior. Esto es el purgatorio, un fuego interior. La santa habla del camino de purificación del alma hacia la comunión plena con Dios, partiendo de su experiencia de profundo dolor por los pecados cometidos, frente al infinito amor de Dios (cf. Vita mirabile, 171v). 
Hemos escuchado el relato de ese momento de conversión, donde Catalina siente improvisamente la bondad de Dios, la distancia infinita entre su propia vida y esa bondad, y un fuego abrasador en su interior. Y este es el fuego que purifica, es el fuego interior del purgatorio. También aquí hay un rasgo original respecto al pensamiento de ese tiempo. 

En efecto, no se parte del más allá para describir los tormentos del purgatorio —como era habitual en esa época y quizás lo es todavía hoy— y luego indicar el camino para la purificación o la conversión, sino que nuestra santa parte de la experiencia interior de su vida en camino hacia la eternidad." 

(FUENTE: BENEDICTO XVI - AUDIENCIA GENERAL - Sala Pablo VI
Miércoles 12 de enero de 2011
[Vídeo] Santa Catalina de Génova)


Queridos amigos:

Espero que estas reflexiones contribuyan a incrementar nuestra preparación al gran evento que volveremos a vivir en la Navidad que se va acercando.


Cordiales saludos:
Dr. Francisco Oliveira y Silva

viernes, 6 de diciembre de 2019

FALLECER ES SEGUIR VIVIENDO, EN UN MODO DIFERENTE, CON LA MISMA IDENTIDAD



Queridos amigos y lectores: 
Por fin he podido terminar, en vísperas de la solemnidad de Caacupe, este importantísimo artículo sobre la resurrección humana, que lo había prometido, con el propósito de llevar consuelo y esperanzas a todos aquellos que hemos sufrido el inmenso dolor por el fallecimiento de un ser amado.

“No hemos nacido para la muerte, sino para la resurrección” 
(Papa Francisco).   

  
REPRESENTACIÓN DE LA RESURRECCIÓN EN EL MISMO INSTANTE DEL FALLECIMIENTO.

EN EL MISMO INSTANTE DEL FALLECIMIENTO DEL CUERPO CARNAL
- SE LEVANTA, FUSIONADO CON EL ALMA, EL CUERPO ESPIRITUAL

- QUE RECIBE LA VIDA ÍNTEGRA DEL CUERPO CARNAL QUE HA FALLECIDO

Debemos tener siempre bien presente dos realidades:

-- EL ALMA HUMANA NO PUEDE VIVIR SIN CUERPO, PORQUE FUE DISEÑADA POR DIOS PARA VIVIR FUSIONADA A UN CUERPO.

-- EL CUERPO RESUCITADO O ESPIRITUAL ESTÁ HECHO DE MATERIA TAMBIÉN, PERO DE UNA MATERIA DIFERENTE A LA CARNAL

1. LA MUERTE NO PONE FIN A LA VIDA: FORMA PARTE DE LA EVOLUCIÓN DE LA VIDA

A todos nos interesa saber qué ocurre en el momento del fallecimiento de las personas. 

Desde hace siglos se enseñaba
1. Que en la muerte "el alma se separa del cuerpo",  el cuerpo muere y es sepultado en la tierra.
2. Que el alma va al Cielo para ser juzgada por Dios, y según tal juicio irá al Infierno, al Purgatorio o al Cielo
3. Que la resurrección de nuestro cuerpo tendrá lugar "en el día del Juicio Final", ¡millones de años después de morir!

Esas tres afirmaciones ¡son falsas!, aunque muchos las siguen considerando ciertas.
 
EN ESTE ARTÍCULO DEMOSTRARÉ, BASÁNDOME EN ARGUMENTOS BÍBLICOS Y CIENTÍFICOS, TRES VERDADES:

1. Que el alma no puede separarse del cuerpo.
2. Que la resurrección de la persona ocurre en el mismo momento de su fallecimiento
 tal como lo ilustra la pintura de arriba que representa el fallecimiento de san Francisco de Asís.
3. Que la muerte 
es, solamente, el cese de las funciones corporalespero no es el cese de la vida, porque la vida no termina
  • La vida se muda, intacta, con la misma identidad del fallecido, al nuevo cuerpo ya resucitado.
  • Queda inerte el cuerpo carnal, pero se levanta la persona con su cuerpo resucitado o espiritual
--- La inmensa mayoría de las personas cree en la resurrección y en la vida eterna, es decir,
--- que hay otra vida después de esta, y que la misma será dichosa y eterna.
--- Pero es así también como la inmensa mayoría de las personas DESCONOCE:
  • 1. CUÁNDO, 
  • 2. DÓNDE Y 
  • 3. CÓMO 
TENDRÁ LUGAR DICHA RESURRECCIÓN.

Todavía hay muchos, incluyendo Sacerdotes y Pastores, que sostienen que tendrá lugar: 
  • 1. ¿CUÁNDO?: el día del Juicio Final
  • 2. ¿DÓNDE?: en los ataúdes, o lugares donde está sepultado el cuerpo.
  • 3. ¿CÓMO?: volviendo cada alma a sus respectivos cuerpos sepultados.
¡NADA DE ESO ES CIERTO!

LA RESURRECCIÓN TENDRÁ LUGAR:
  • 1. ¿CUÁNDO?: En el mismo instante del fallecimiento
  • 2. ¿DÓNDE?: En el lugar donde falleció la persona
  • 3. ¿CÓMO?: Mudándose su vida al nuevo cuerpo
Ese nuevo cuerpo, creado por Dios para resucitar la persona, ¡es también material, de células y átomos! 
Y en él continuará la vida de la persona, la cual, entonces, conservará íntegra su propia identidad: sus sentimientos, sus conocimientos, sus recuerdos, etc.
Esto debe ser así, necesariamente, porque el ser humano es materia y espíritu, cuerpo y alma, fusionados inseparablemente
  • ni el cuerpo puede vivir sin alma, 
  • ni el alma sin cuerpo, 
  • porque Dios creó al ser humano como espíritu encarnado en la materia corporal.
No tiene sentido, entonces, afirmar que, muerto el cuerpo, 
  • la persona deba esperar siglos para resucitar, 
  • mientras su alma permanece "a la espera", todo ese tiempo, separada de su cuerpo.
  • instalada en el Cielo, en el Purgatorio, o en el Infierno
Siendo la persona un espíritu encarnado, es decir, un cuerpoalma, una materiaespíritu, no es posible
  • seguir viviendo como espíritu, ¡sin cuerpo!
  • durante todo el tiempo que, supuestamente, deba esperar para resucitar, 
  • y que resucitará con el mismo cuerpo encerrado en el ataúd
  • en el Día del Juicio Final.  
Por causa de estos errores, hay muchos que se resisten a donar órganos, pues los va a necesitar para resucitar; y si no los tiene, ya no podrá volver a vivir. ¡Todo un absurdo, proveniente de semejantes errores!

2. ¿POR QUÉ DECIMOS "DIFUNTO", Y NO "MUERTO"?

NO ES LO MISMO "MUERTO" QUE "DIFUNTO". 
LA MUERTE NO EXISTE, PORQUE LA VIDA NO ACABA.

--- MUERTO significa "terminado", "acabado", "inexistente.

--- DIFUNTO significa: "cesado en su función". De ahí viene la palabra "defunción"
Proviene del latín "defunctus", que significa "que ha finalizado una función". 
Es decir: "La función del cuerpo carnal ha terminado", ¡pero no la vida!.

POR ESO 
  • LOS NO CREYENTES CELEBRAN EL "DÍA DE MUERTOS", Y RINDEN CULTO A "SAN LA MUERTE".
  • LOS CREYENTES CELEBRAMOS EL "DÍA DE LOS DIFUNTOS".Y RENDIMOS CULTO AL DIOS DE LA VIDA.
    "Dios no es Dios de muertos, sino de vivos" (Jesús)
  • Decimos "difuntos", porque han cesado en ellos las funciones propias del cuerpo perecedero o carnal, 
  • para dar paso a las funciones, inmensamente superiores, de un cuerpo, material siempre, pero imperecedero, y con la misma identidad del difunto.
3. TENEMOS, ENTONCES, DOS CUERPOS
EL CUERPO CARNAL, 
Y EL CUERPO ESPIRITUAL

AMBOS SON DE MATERIA, PERO DISTINTAS. 

--- EL CARNAL ES DE MATERIA PERECEDERA, Y FALLECE.
--- EL ESPIRITUAL ES DE MATERIA IMPERECEDERA, Y YA NO FALLECERÁ.

Para explicar este fenómeno, desconocido por casi todos los seres humano, INCLUSO SACERDOTES Y PASTORES, suelo recurrir al ejemplo del nacimiento de una cigarra: 
  • Muere su cascarón, 
  • Nace su nuevo cuerpo.
  • Su cuerpo "carnal" sería el cascarón marrón que la contiene, y que termina sus funciones
     quedando inerte en alguna rama. 
  • Su cuerpo "espiritual", sería la cigarra que nace de ese cascarón con su misma vida.
  • Ambos cuerpos son de la misma cigarra, pero la composición y las cualidades de cada uno de ellos son diferentes.
Esta foto es real : muestra a la cigarra saliendo de su crisálida: 
es la representación perfecta del  "cuerpo espiritual" saliendo 
del "cuerpo material".  

EN LOS SIGUIENTES VÍDEOS SE APRECIA MEJOR EL NACIMIENTO DE LA CIGARRA, Y SUS NUEVAS FUNCIONES.
ESE FENÓMENO, AQUÍ FILMADO, ES EL SÍMBOLO PERFECTO DE LO QUE OCURRE AL FALLECER NOSOTROS. 

OBSERVEMOS LA MUERTE DEL CUERPO NATURAL, LA RESURRECCIÓN DEL CUERPO ESPIRITUAL ILUSTRADOS EN EL NACIMIENTO DE UNA CIGARRA.

VIDEO: https://youtu.be/rDcFP_33_AE : LA CRISÁLIDA Y EL NACIMIENTO
  • PARTE DE SU VIDA TRANSCURRIÓ SIENDO UNA CRISÁLIDA MARRÓN
  • AL MORIR LA CRISÁLIDA NACE ELLA MISMA CON OTRO CUERPO: LA CIGARRA,
VIDEO: https://youtu.be/gCjPxTuIFfQ:  EL CANTO DE LA CIGARRA
  • DE ELLA NACE ELLA
  • COMO SI FUERA UN PARTO DE SÍ MISMA, que yo denomino "autogénesis": "darse a luz a sí misma".
    * DESFALLECE Y FALLECE EL CASCARÓN: ¡cumplió su función!
    * MIENTRAS SE VA DANDO A LUZ ¡A ELLA MISMA! YA EN UN MODO DIFERENTE, SIN PERDER SU IDENTIDAD
No estamos, pues, condenados a tener que esperar millones de años para resucitar y salir de nuestros ataúdes. 
La resurrección se produce mientras estamos muriendo.

Durante la agonía, nuestra vida, cuya "MORADA" era nuestro cuerpo carnal, VA PASANDO, A OTRA "MORADA" O "MANSIÓN", QUE ES EL "CUERPO ESPIRITUAL".
Confirmamos esta esplendorosa verdad, en las palabras 
  • de la liturgia en la Misa de difuntos 
  • y en lo que escribe San Pablo acerca de "con qué cuerpo resucitan los muertos".
    Oración del Prefacio de la Misa de difuntos:
"Levantemos el corazón.
R. Lo tenemos levantado hacia el Señor.
 V. Demos gracias al Señor, nuestro Dios.
R. Es justo y necesario.
En verdad es justo y necesario,
es nuestro deber y salvación
darte gracias siempre y en todo lugar,
Señor, Padre santo,
Dios todopoderoso y eterno,
por Cristo, Señor nuestro.
En él brilla la esperanza de nuestra feliz resurrección;
y así, a quienes la certeza de morir nos entristece,
nos consuela la promesa de la futura inmortalidad.
Porque la vida de los que en ti creemos, Señor,   
no termina, sino que se transforma,
y al deshacerse esta morada terrenal,
adquirimos una mansión eterna en el cielo."

Observación: En el contexto de esta plegaria de la Iglesia católica, resulta muy claro que las palabras "morada" y "mansión" son comparaciones para referirse al "cuerpo humano", el cual es la "morada" o "mansión" del alma. 
Y se habla de  
  • "morada terrenal", que es nuestro cuerpo carnal aquí en la tierra, y
  • "mansión eterna", que es nuestro cuerpo espiritual, o resucitado, ya "eterno en el Cielo".
  • Dicha "mansión" surge en el mismísimo instante del fallecimiento.
    Por eso utiliza la expresión:
    "al deshacerse esta morada terrenal", es decir, "en el mismo instante".  
4. CÓMO ES EL CUERPO ESPIRITUAL

Pareciera contradictorio hablar de "cuerpo espiritual", pues impresiona como que es "una materia hecha de espíritu".
Lo explico: Se le da ese nombre, como lo demostraremos un poco más abajo, porque: 
  • En nuestro "cuerpo carnal", el espíritu se halla sometido a la materiaPor ejemplo: deseamos hacer obras buenas, pero, por pereza, no las hacemos.
  • Después de la muerte, se invierten los papeles: la materia del cuerpo resucitado, estará sometida al espíritu, gozando así de todas sus altísimas cualidades.
    Por ejemplo: no sufrir ya hambre, sueño, enfermedades; entrar en una pieza atravesando los muros; saber y comprender millones de cosas más de las que conocíamos en la tierra, etc.
El "cuerpo espiritual" o "mansión eterna" ¡tiene células y átomos, como toda materia!, pero su naturaleza es absolutamente distinta a la de la materia carnal. 

De alguna manera, absolutamente desconocida por la ciencia, dicha materia, no solo conservará, como en un "backup" o nuevo disco duro, todos los conocimientos, emociones, sentimientos, y recuerdos hermosos de nuestra vida terrenal, sino que comenzaremos a conocer y entender miles de fenómenos y maravillas que nuestra mente limitada nunca pudo llegar a conocer en esta vida.

Tendremos otro cuerpo, miles de veces mejor que el que hoy tenemos, pero seguiremos conservando nuestra propia identidad, pero con muchísimas otras funciones que no las teníamos en el "cascarón" de nuestro cuerpo carnal. 

Así como ocurre con la cigarra: 
  • SIGUE SIENDO ELLA MISMA, 
  • PERO CON OTRAS EXTRAORDINARIAS FUNCIONES, COMO LAS DE CANTAR, VOLAR, y DESOVAR.
Cuando nuestra vida ha pasado ya íntegramente al cuerpo espiritual, el cuerpo carnal deja de funcionar, produciéndose así nuestra resurrección. 

De nuestro cuerpo carnal, se levanta nuestro nuevo cuerpo: el espiritual, con sus maravillosas nuevas funciones, entre las cuales está la IMPASIBILIDAD, es decir, ya no estará sometido a sufrimientos ni a la muerte.
LA VIDA DERROTÓ A LA MUERTE CUANDO JESÚS RESUCITÓ.

REPRESENTACIÓN ARTÍSTICA QUE ILUSTRA EN MOMENTO DEL FALLECIMIENTO 
Y DE LA INSTANTÁNEA RESURRECCIÓN, MANTENIENDO LA PROPIA IDENTIDAD.

5. OTRO FENÓMENO QUE SIRVE PARA ILUSTRAR LA PERMANENCIA DE LA IDENTIDAD, EN MEDIO DE LAS VARIACIONES DEL CUERPO. 

Nuestro cuerpo va cambiando con los años: nuestro cuerpo de niño que fuimos hace años, ¡ya no existe!, pero nosotros seguimos existiendo en otro cuerpo completamente distinto, no solo en su forma y tamaño, sino también en sus nuevas funciones.

--- EN LA INFANCIA, TENEMOS UN CUERPO
--- EN LA ADOLESCENCIA, YA TENEMOS OTRO 
--- EN LA VEJEZ, TENEMOS OTRO...
PERO NOSOTROS SEGUIMOS VIVOS, SIN PERDER NUESTRA IDENTIDAD.

El anciano ya no tiene nada del bebé, o del adolescente que fue, pero sigue siendo él mismo.
Seguimos siendo la misma persona, pero en distintos cuerpos.

DE MODO QUE TODOS PODEMOS DECIR:

"EL BEBÉ QUE YO FUI, YA NO EXISTE, PERO YO SIGO EXISTIENDO", ES DECR: 
"ALGO DE MÍ HA MUERTO, PERO YO SIGO VIVO EN UN CUERPO DIFERENTE".

En la resurrección el cuerpo que tuvimos, ya no existe.
Pero con nuestro nuevo cuerpo, nosotros seguimos vivos.

6. LA PRUEBA BÍBLICA

En la primera carta a los Corintios, capítulo 15, versículos 35 y siguientes, San Pablo esclarece de manera inapelable este tema.

35 Pero dirá alguno: ¿Cómo resucitan los muertos? ¿Con qué cuerpo vuelven a la vida
36 ¡Necio! Lo que tú siembras no revive si no muere. 37 Y lo que tú siembras no es el cuerpo que va a brotar, sino un simple grano, de trigo por ejemplo o de alguna otra planta. 38 Y Dios le da un cuerpo a su voluntad: a cada semilla un cuerpo peculiar. 39 No toda carne es igual, sino que una es la carne de los hombres, otra la de los animales, otra la de las aves, otra la de los peces. 40 Hay cuerpos celestes y cuerpos terrestres; pero uno es el resplandor de los cuerpos celestes y otro el de los cuerpos terrestres. 41 Uno es el resplandor del sol, otro el de la luna, otro el de las estrellas. Y una estrella difiere de otra en resplandor. 42 Así también en la resurrección de los muertos: se siembra corrupción, resucita incorrupción; 43 se siembra vileza, resucita gloria; se siembra debilidad, resucita fortaleza; 44 se siembra un cuerpo animal, y se levanta un cuerpo espiritual.  Pues si hay un cuerpo animal, hay también un cuerpo espiritual.  
53 Lo que es corruptible debe revestirse de la incorruptibilidad y lo que es mortal debe revestirse de la inmortalidad. 54 Cuando lo que es corruptible se revista de la incorruptibilidad y lo que es mortal se revista de la inmortalidad, entonces se cumplirá la palabra de la Escritura: La muerte ha sido vencida
55 ¿Dónde está, oh muerte, tu victoria? 

7. LA PRUEBA CIENTÍFICA

Desde la física cuántica y la teoría del biocentrismo propuesta por Robert Lanza, se demuestra que la muerte es una ilusión de la mente basada en los conceptos de espacio- tiempo y que por lo tanto la muerte tal y como la concebimos no «existe en ningún sentido real»
La muerte es un evento terminal que sucede ante los ojos del observador; en nuestro caso asociada con la existencia de un objeto físico, o un cuerpo en un espacio y tiempo determinados. En sentido estricto, la muerte solo es un concepción de un observador que se atiene al espacio y tiempo como única posibilidad física. 

No pretendo exponer aquí las espléndidas verdades descubiertas por los especialistas de la Física cuántica, porque nunca yo he abordado el estudio de dicha ciencia fascinante.


Pero es importantísimo escuchar lo que dicen los entendidos, con palabras sencillas, al alcance de todos, acerca de LO QUE DEBE ENTENDERSE POR RESURRECCIÓN, y QUE LA RESURRECCIÓN EXISTE.

Les acerco un enlace que les resultará sumamente útil e instructivo.
El sacerdote que habla en este VIDEO es el Pare Manuel Carreira, cuya trayectoria es la siguiente:

Manuel María Carreira Vérez Sacerdote Jesuita. (Valdoviño, España; 1931) es un sacerdote jesuita, teólogo, filósofo y astrofísico español; miembro del Observatorio Vaticano, a cuya junta directiva perteneció durante quince años. 

Ha sido asesor y colaborador en varios proyectos de la NASA y durante más de treinta años ha impartido clases en distintas universidades como la John Carroll University o la Universidad Pontificia de Comillas. En 1999 la Junta de Galicia le otorgó la Medalla Castelao.

Ingresó en la Compañía de Jesús en 1948. Estudió Lenguas clásicas en la Universidad de Salamanca y Filosofía en la Universidad de Comillas. En 1957 fue enviado a Estados Unidos para continuar con sus estudios, donde se licenció en Teología en la Universidad Loyola Chicago y posteriormente, tras ordenarse sacerdote en 1960, obtuvo un máster en Física en la universidad John Carroll de Cleveland, en 1966; con un trabajo sobre el efecto del láser en líquidos. 


Se doctoró en la Universidad Católica de América, con una tesis sobre rayos cósmicos dirigida por Clyde Cowan, físico descubridor del neutrino. 

Carreira es un defensor de la compatibilidad entre ciencia y fe, campos que en su opinión no han sido nunca opuestos ni podrán serlo, a pesar de que hay «una especie de obsesión» en hacer ver lo contrario. 
Considera que ambas son dos maneras parciales de conocer la realidad que deben complementarse entre sí, ya que ni la ciencia puede decir directamente nada de teología, ni la fe responder a cuestiones materiales." (FUENTE. Wikipedia)


Les adjunto el video completo en el cual podrán apreciar la precisión y el rigor científico de este sacerdote, Doctor en Filosofía, en Astrofísica, y en Teología, hablando de un fenómeno que abarca esos tres campos.

VIDEO SOBRE EL TEMA: LA RESURRECCIÓN
https://youtu.be/Xszc3I-rBeM

Queridos amigos:

Espero que este artículo mío sobre la resurrección que nos espera a todos, les haya servido para profundizar tan confortante realidad.

Y les auguro que vivan un ferviente 8 de diciembre.

Hoy, 7 de diciembre, Vísperas de la Solemnidad de Nuestra Señora de los Milagros de Caacupe.  

Cordiales saludos
Dr. Francisco Oliveira y Silva

miércoles, 27 de noviembre de 2019

¡NOS ESTÁN SECUESTRANDO EL SENTIDO DE LA NAVIDAD DE JESÚS!



Queridos amigos y lectores:

Resultado de imagen para exposicion de adornos navideños
  
ESTOS SON LOS ADORNOS EXTRAVAGANTES E INSIGNIFICANTES QUE OFERTAN 
COMO "ADORNOS NAVIDEÑOS". ES UNA MOVIDA COMERCIAL Y PAGANIZANTE.

No permitamos que el materialismo mundano
vigente en tantas casas comerciales,
nos secuestre el sentido 
  de la Navidad de Jesús.

Esto acabo de publicar en Facebook:
CUÁNTA PENA YO SIENTO AL VER, EN TODOS LOS SUPERMERCADOS Y GRANDES CENTROS DE COMPRA,
--- "ADORNOS NAVIDEÑOS"
--- ¡QUE NADA TIENEN DE NAVIDAD!
PAPÁS NOELES OPULENTOS, 
EXTRAÑOS ADORNOS DE COLORES ROJO, VERDE, Y BLANCO, 
MUCHA NIEVE Y PURPURINA EN CADA ADORNO, 
MUÑECOS Y PAYASOS EXTRAVAGANTES, 
PERSONAJES Y MONIGOTES DESCONOCIDOS, 
ENORME CANTIDAD DE JUEGOS DE LUCES, 
COSTOSOS ÁRBOLES "DE NAVIDAD", ETC., ETC.
PRETENDIENDO IMPONER LA CULTURA DEL "NANDI VERA"

PERO NO SE VEN, NI EN LOS RINCONES DE DICHOS ESTABLECIMIENTOS COMERCIALES, ALGUNA IMAGEN
--- DEL NIÑO DIOS
--- DE MARÍA Y JOSÉ
--- DE LOS ÁNGELES
--- DE LOS PASTORES
--- DE LOS TRES REYES Y SUS CAMELLOS.

TAMPOCO SE ESCUCHAN LAS CANCIONES TRADICIONALES DE ESA "NOCHE DE PAZ", NI LOS VILLANCICOS QUE NOS RECUERDAN NUESTRA INFANCIA,
NI ALGÚN OTRO SÍMBOLO QUE EXPRESE LO QUE REALMENTE ES LA NAVIDAD:
EL NACIMIENTO DE JESÚS EN UN PESEBRE.

--- SON EXTRAÑOS Y COSTOSOS ADORNOS PARA CELEBRAR UN CUMPLEAÑOS,
--- ¡SIN LA PRESENCIA
--- NI, TAN SIQUIERA, EL RECUERDO 
--- DEL QUE ESTÁ DE CUMPLEAÑOS!

TODO ESE CÚMULO DE COSAS Y COSITAS RARAS QUE HACEN PASAR COMO "ADORNOS NAVIDEÑOS" ES ALGO TAN ABSURDO COMO
--- DECORAR UN SALÓN Y LAS MESAS PARA UNA CENA,
--- ¡PERO OLVIDARSE DE HACER LA COMIDA PARA CENAR!

LES RUEGO ENCARECIDAMENTE 
--- QUE SIGAMOS HONRANDO TAN MARAVILLOSO Y MISTERIOSO ACONTECIMIENTO DEL DIOS HECHO HOMBRE PARA SALVARNOS, 
--- HACIENDO, EN NUESTROS HOGARES, EL TRADICIONAL PESEBRE, PEQUEÑO, MEDIANO O GRANDE, 
--- PARA RECORDAR QUE EL CENTRO DE LA NAVIDAD ES JESÚS, 
Y NO ESOS SIMPLES ADORNOS EXTRAVAGANTES 
QUE NO SIGNIFICAN MÁS QUE OROPEL MUNDANO 
DIRECCIONADO A SECUESTRAR EL SENTIDO DE 
LA NAVIDAD DEL SEÑOR.
Les acerco las palabras del Papa Francisco sobre este tema.
Cordiales saludos:
Dr. Francisco Oliveira y Silva

El tiempo de Adviento tiene “tres dimensiones”: pasado, futuro y presente.  

sábado, 23 de noviembre de 2019

CRISTO ES EL REY DE LA CREACIÓN



Queridos amigos y lectores
Resultado de imagen para cristo rey
HOY CELEBRAMOS LA SOLEMNIDAD DE CRISTO REY DE LA CREACIÓN

Cuando los poderosos del mundo reconozcan que Cristo es el Rey del universo, y le rindan homenaje practicando los principios divinos revelados por Él en su Evangelio, entonces, y solo entonces, lograrán ver florecer la justicia, la paz, y la armonía universal.

El Reino de Dios no es un concepto abstracto, o un ideal metafórico.
El Reino de Dios es la Humanidad regida por los más elevados principios evangélicos.

Así lo escuchamos en el Prefacio de la Misa de Cristo Rey:

"Porque has ungido con el óleo de la alegría,
a tu Hijo único, nuestro Señor Jesucristo,
como Sacerdote eterno y Rey del universo,
para que, ofreciéndose a sí mismo
como víctima perfecta y pacificadora en el altar de la cruz,
consumara el misterio de la redención humana;
y, sometiendo a su poder la creación entera,
entregara a tu majestad infinita un Reino eterno y universal:
Reino de verdad y de vida,
Reino de santidad y de gracia,
Reino de justicia, de amor y de paz."
El urgente rescate de la identidad de Europa, retomando sus raíces fundacionales que se encuentran en los principios del cristianismo, fue vivamente recomendado por el Papa Francisco, con motivo de su alocución ante el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, Francia,  el martes 25 de noviembre de 2014. 
Dijo el Papa en un pasaje:

 «Estoy igualmente convencido de que una Europa capaz de apreciar las propias raíces religiosas, sabiendo aprovechar su riqueza y potencialidad, puede ser también más fácilmente inmune a tantos extremismos que se expanden en el mundo actual, también por el gran vacío en el ámbito de los ideales, como lo vemos en el así llamado Occidente, porque «es precisamente este olvido de Dios, en lugar de su glorificación, lo que engendra la violencia».

Les invito a reflexionar sobre el tema de la importancia de Dios en nuestras vidas, 
--- escuchando dos Himnos eucarísticos, 
--- y leyendo un poema, 
que centralizan la presencia de Dios en medio de nosotros.

HIMNO DEL XXII CONGRESO EUCARÍSTICO
INTERNACIONAL DE MADRID, DE 1911.
Cantemos al Amor de los amores
Letra de P. Restituto del Valle - Música de Juan Ignacio Busca Sagastizábal

Cantemos al Amor de los Amores,
cantemos al Señor,
Dios está aquí, 
¡venid adoradores, adoremos
a Cristo Redentor!

¡Gloria a Cristo Jesús,
cielos y tierra, bendecid al Señor,
honor y gloria a Ti, Rey de la gloria,
amor por siempre a Ti,
Dios del Amor!

Unamos nuestra voz a los cantares
del Coro Celestial, 
Dios está aquí, 
al Dios de los Altares alabemos, 
con gozo angelical.

Los que buscáis solaz en nuestras
penas y alivio en el dolor;
Dios está aquí,
y vierte a manos llenas los tesoros
de su divino amor.

Cantemos al Amor de los Amores,
cantemos sin cesar,
Dios está aquí,
venid adoradores,
adoremos a Cristo en el altar.

ESCUCHAR AQUÍ TODO EL HIMNO

HIMNO DEL XXXV CONGRESO EUCARÍSTICO 
INTERNACIONAL DE BARCELONA, DE 1952

De rodillas, Señor, ante el Sagrario
Letra de José M.ª Pemán – Música de Luis de Aramburu


De rodillas, Señor, ante el Sagrario
Que guarda cuanto queda de amor y de unidad,
Venimos con las flores de un deseo
Para que nos las cambies en frutos de verdad.

Cristo en todas las almas.
Y en el mundo la paz.

Como estás, mi Señor, en la Custodia,
Igual que la palmera que alegra el arenal,
Queremos que en el centro de la vida
Reine sobre las cosas tu ardiente Caridad.

Cristo en todas las almas.
Y en el mundo la paz.

Como ciervos sedientos que van hacia la fuente,
Vamos hacia tu encuentro sabiendo que vendrás,
Que el que la busca es porque ya en la frente
lleva un beso de paz.

Que las almas gemelas de las almas amigas
se muevan, todas juntas, en único afán,
como el aire ha movido las espigas
que hicieron este Pan.

Tiradas a tus plantas las armas de la guerra
rojas flores tronchadas por un ansia de amar,
hagamos de los mares y la tierra
como un inmenso altar.

ESCUCHAR AQUÍ TODO EL HIMNO:

UN BELLO POEMA A JESÚS

ENTRA, SEÑOR

Entra, Jesús, el día ya declina,
el astro rey hacia el ocaso inclina
su brillante fulgor;
no pases adelante, que anochece;
toma un descanso que el amor te ofrece;
¡entra en casa, Señor!

Entra en casa, Señor, y si cerradas
hallas tantas moradas,
que un asilo a su Dios quieren negar…,
olvida entre nosotros su desvío;
mientras tengamos casa, Jesús mío,
¡Tú tendrás un hogar!

Entra, Señor; mas no como mendigo:
nuestro Rey, nuestro Padre, nuestro Amigo,
nuestro Todo serás…,
que si el error levanta sus banderas,
en este hogar Tú reinas y Tú imperas,
y homenajes y amor encontrarás.

Entra, Señor, aquí todos te amamos,
y pues Rey te aclamamos
de esta humilde mansión,
ya nuestros corazones se han ligado,
y de su amor un trono te han formado,
coloca en él, Señor, tu Corazón.

Colócalo, Señor, y no receles,
somos vasallos fieles:
no encontrarás aquí ningún traidor…;
antes morir queremos que negarte,
divino Rey de amor.

Y si el mundo y los suyos te persiguen,

y si a este umbral quizá llegar consiguen…,
a Ti no llegarán,
que sabrán defenderte nuestras vidas…;
los filos de sus armas deicidas,
no tu pecho, los nuestros herirán.

Entra, Señor; estemos siempre unidos,
mezclados, enlazados, confundidos,
de ese Pecho al calor;
viviendo todos de tu misma vida
como vive adherida
la enredadera al tronco bienhechor.

Juntos así el destierro cruzaremos,
así contigo juntos gozaremos
las dichas que nos des…,
y si el dolor empaña nuestros ojos,
juntos también pondremos sus despojos
como perlas humildes a tus pies.

Entra, Señor; ya izamos tu bandera;
entra, Señor, y manda, reina, impera
en este humilde hogar…,
pobre, tal vez, y aún desconocido,
pero con tu presencia enriquecido,
será feliz, porque te sabe amar”.

Cordiales saludos:
Dr. Francisco Oliveira y Silva